¿Cómo Medir la Calidad de una Red?

¿Cómo Medir la Calidad de una Red?

Muchos de quienes trabajamos en desarrollo de software nos hemos preguntado ¿Que tan buena es una red? ¿Cómo se puede medir la calidad de este servicio? Hay una necesidad creciente de hallar métricas objetivas, pero ¿qué es el rendimiento de una red, y cómo se mide?

Aquí sucede algo similar a lo visto con las cámaras y sus megapíxeles, la velocidad y el ancho de banda son una buena medida, pero no lo son todo. Las aplicaciones modernas necesitan bajas demoras para enviar información entre los puntos (latencia) y poca variación entre las medidas de estas latencias (jitter) y también se debe medir el porcentaje de paquetes descartados del total de datos enviados (pérdida). 

Si se sabe la latencia, el ancho de banda disponible, los porcentajes de pérdida el jitter y la probabilidad de reordenado de paquetes, así como las características de las transacciones que pasarán por la red, es posible hacer una predicción razonable del rendimiento esperado.

Hay dos enfoques para hacer estas mediciones, uno activo, que introduce tráfico de prueba en la red para tomar mediciones, y otro que recaba información en los equipos activos de la red.

Ping es la herramienta más conocida y usada para hacer medición activa. Es muy simple, en el origen se genera una solicitud ICMP (Internet Control Message Protocol) y se envía a un destino. Al momento de enviar el paquete, el origen inicia un temporizador, cuando el destino recibe la solicitud invierte las cabeceras ICMP y envía el paquete de regreso al origen, cuando el paquete llega al origen se detiene este temporizador y se reporta el tiempo empleado.

A pesar de ser una técnica muy sencilla puede revelar mucha información. Una respuesta ping indica que hay una ruta entre origen y destino, y este destino está en un estado suficientemente funcional para responder al paquete ping. Si no se consigue ni una sola respuesta no hay información útil ya que esto puede deberse a muchos motivos, como un firewall que bloquea peticiones ICMP, o no existe una ruta entre origen y destino o entre destino y origen. Pero si se reciben respuestas se pueden tomar muchas métricas. Más allá del hecho de saber que hay una ruta entre origen y destino, hay más información. Al generar una secuencia de paquetes ping se puede llevar registro de los tiempos de cada uno, así como el conteo de paquetes perdidos, duplicados y reordenados por la red, y la variación entre una y otra medición.

Un uso típico de ping es hacer pruebas regularmente para establecer una medición base, que luego al ser comparada con las mediciones en un momento dado nos darán una indicación de la carga de la ruta de red en ese momento.

Por supuesto que existen muchas otras herramientas y técnicas que se pueden emplear, pero ping es importante por ser una herramienta muy asequible, que se puede ejecutar desde clientes y no requiere acceso a equipo específico de red, contrario a otras técnicas pasivas, y nos permite reaccionar con prontitud ante dificultades que puedan presentarse en nuestras redes. Espero que este artículo te sea de utilidad, si te gustó seguro hay otros en este Blog que te pueden interesar, no olvides darle me gusta, compartir en tus redes sociales y comentar cualquier inquietud que puedas tener.

Deja un Comentario

CAPTCHA code
X