No Confíe su Flota de Vehículos al Azar

No Confíe su Flota de Vehículos al Azar

A veces parece que el azar tuviera voluntad propia, por ejemplo, la probabilidad de ganar el Baloto es de 0,000012%, aun así muchos lo compran y unos pocos lo ganan, hay gente que lo ha comprado cada semana durante años sin ganar nada, hay otros que lo han comprado casi sin querer y lo han ganado, el único requisito real es comprarlo.

Sin embargo la realidad es que los números son objetivos, nosotros no, y por eso tendemos a interpretar las probabilidades a nuestro gusto, según nuestras propias creencias y experiencias. Así, tristemente hay quienes con base en su experiencia conduciendo ebrios creen que nunca tendrán un accidente ni serán atrapados por la ley, pero el riesgo siempre está ahí, no importa cuántas veces se haya hecho algo sin consecuencias, siempre puede pasar.

Igual sucede con los vehículos de las empresas, cada vez que uno sale de las instalaciones a prestar su servicio corre el riesgo de verse envuelto en algún percance, la experiencia puede dar la falsa ilusión de que el riesgo no existe, pero no es así, cada vez que sale adquiere esta especie de boleto de lotería que perfectamente puede ganar, la única forma de eliminar el riesgo completamente sería dejar el carro guardado, cosa que no es posible. Por lo tanto nuestra recomendación es controlar y reducir ese riesgo y tratar de minimizar las consecuencias en caso de que ocurra.

La reducción del riesgo en este caso se logra inspeccionando cuidadosamente los vehículos antes de su salida a operación y cumpliendo con un plan de mantenimiento preventivo, lo cual impactará la probabilidad de una falla mecánica, mantener en orden la documentación de los conductores garantiza que ellos han pasado las pruebas médicas y psicotécnicas que reducen la posibilidad de fallas humanas, pero aun así el riesgo existe y por ello es necesario hacer preparativos en caso de que ocurra. Se pueden tomar acciones cómo la compra de las pólizas de seguros exigidas por la ley y pólizas adicionales, estas deben mantenerse al día y pagarse a tiempo, y cumplir con requisitos como el plan estratégico de seguridad vial, ya que en caso contrario la aseguradora no pagará por el percance.

Para flotas con cierta cantidad de vehículos, la administración de esta información puede tornarse caótica y llegar a un punto en que las hojas de cálculo, Dropbox, o el software contable no son suficientes. Para estos casos tenemos un software especializado que puede ser de su interés.

Recuerda que los riesgos no desaparecen, tenemos que convivir con ellos, pero podemos reducir su probabilidad y minimizar su impacto.

Si te gustó este artículo seguro hay otros en este Blog que te pueden interesar, no olvides darle me gusta y compartir en tus redes sociales.

Deja un Comentario

CAPTCHA code
X